11 de mayo de 2014

CARMEN Y JOAQUIN: UNA BODA EXPRÉS Y UN RESULTADO INOLVIDABLE

Se casaron el pasado septiembre en Tres Cantos, en la parroquia de la novia y en la que han vivido muchas emociones juntos. Después lo celebraron en la Hípica del mismo sitio.







  La organización fue bastante rápida, ninguno de los dos vive en Madrid y trabajan en lugares distintos. Tenían sólo un finde al mes para organizar detalles del gran día. Nuestro gran amigo Internet les fue de gran ayuda y agradecen mucho la flexibilidad de todos los que les ayudaron. Cuando les preguntaban si estaban nerviosos, los pobres explicaban que no tenían tiempo.







Antes de escribir los reportajes de cada boda, les solemos pedir a los novios que nos den algunos detalles que quizá no recordamos del gran día y algunas preguntas. Cuando les pregunte a Carmen y Joaquín "Si os volvierais a casar...", su respuesta fue distinta de todas las que había tenido hasta entonces. "Sería con la misma persona". Parece una respuesta evidente en una pareja de recién casados, y estoy segura que todos nuestros novios piensan lo mismo, pero a veces con la organización y  todos los detalles nos olvidamos de lo más importante. ¡Felicidades chicos!



Entraron en la Hípica al son de  Everybody is Talking de Harry Nilson, para cambiar del coctel a la cena pusieron Waka Waka de Shakira. No hubo el vals pero abrieron el baile con un swing muy romanticón I love you, de Mick Hucknal.


 Desde Volvoreta os deseamos toda la felicidad del mundo y os agradecemos que hayáis confiado en nosotros para vuestro gran día. ¡Felicidades!



3 comentarios:

detalles de boda dijo...

Preciosas las fotos, un gran trabajo con la luz. El lugar espectacular!

Nines dijo...

La última foto es preciosísima

Jony Mehar dijo...

I really, really like detalles para bodas. While it is becoming a hot topic for debate, spasmodically it returns to create a new passion amongst those who study its history. It is estimated that that detalles para bodas is thought about eight times every day by those most reliant on technology, who are yet to grow accustomed to its disombobulating nature.